INSTITUCIONAL > HISTORIA
Nuestra Historia

En el año 2001 el Colegio María Montessori abrió sus puertas como Jardín Maternal y Jardín de Infantes ofreciéndole a un pequeño grupo de padres y a sus niños un proyecto confiable, serio y responsable. Una vieja casa en Adrogué se adecuó para crear un ambiente pensado exclusivamente para niños pequeños, con el objetivo de propiciar su desarrollo cognitvo, psicomotriz y emocional, respetando “la impresionante capacidad de aprender de los niños”, según afirmaba la pedagoga italiana María Montessori. Así se construyeron espacios de juegos con arenero y trepadoras, comedor para bebés, salones muy luminosos, amplios y diseñados especialmente para que los niños tengan a su alcance los materiales y elementos necesarios para desarrollar, paulatinamente y con guía de los docentes, sus propios interses, de forma segura y autónoma.

En el año 2005, consolidando su proyecto educativo el Colegio María Montessori inauguró el Nivel Primario en una antigua y tradicional casona de Turdera convenientemente reformada, con amplios espacios cubiertos y al aire libre para poder desarrollar su propuesta educativa: priorizar la formación integral de los alumnos y la construcción conjunta del conocimiento; incorporando las nuevas tecnologías, el idioma inglés como segunda lengua y una gran presencia de actividades deportivas, culturales y artísticas.
En el año 2011 el Colegio apoyado en el crecimiento como Institución, encaró un nuevo desafío: abrir su Nivel Secundario, con los primeros egresados del Nivel Primario.
En el año 2016 se completa el proyecto con sexto año el último del nivel, con un enorme compromiso de formar jóvenes con valores e ideales necesarios para actuar con libertad, responsabilidad y respeto.


María Montessori
(1870-1952)
Ideario

El Colegio María Montessori es mixto, con Inglés en doble escolaridad obligatoria a partir de sala de 5 años y laico, respetuoso de la diversidad de concepciones políticas y experiencias históricas individuales.

No es fácil actualmente comprender el impacto que tuvo María Montessori en la renovación de los métodos pedagógicos a principios del siglo XX, pues la mayoría de sus ideas hoy parecen evidentes e incluso demasiado simples. Sin embargo, en su momento fueron innovaciones radicales que levantaron gran controversia en los ambientes científicos, educativos y políticos. Las neurociencias y la psicología cognitiva confirman hoy los principios generales que sustentan la pedagogía Montessori.
Muchos de sus principios nos guían como institución en nuestro accionar diario:
- La mente absorbente de los niños (NIÑO-ESPONJA)
- Los períodos sensibles (CADA UNO A SU TIEMPO)
- El ambiente preparado (AMBIENTE ORDENADO Y SEGURO/NIÑO-AUTÓNOMO)
- El Rol del Adulto (DOCENTE-GUÍA/DOCENTE-OBSERVADOR/DOCENTE-APRENDIZ)
- La construcción del conocimiento (NIÑO-CONSTRUCTOR-CREADOR)
- La motivación lleva al conocimiento (NIÑO-CURIOSO)
- El respeto por el interés de cada uno (NIÑO-GENIO EN POTENCIA)

Por todo esto, nuestra misión, contenida en el lema del Escudo Institucional “EDUCARE AD FUTURUM” está absolutamente en consonancia con el enfoque pedagógico Montessori:

“Educar en libertad, en un ambiente pensado para el niño, concebido como constructor de su inteligencia y capaz de transformar su propia cultura; emprendiendo - desde el reconocimiento de la propia historia - con cada uno y con las familias, el desafío de lograr un Hombre Nuevo.”

Creemos que un ambiente preparado, impregnado de cordialidad y libertad, con límites claros, permite establecer vínculos efectivos y favorecer un aprendizaje creador y activo.